Ejercicio aeróbico: Truco para multiplicar las calorías gastadas


Si estás a dieta, o si simplemente deseas mejorar tu forma física, estoy seguro de que estarás pensando en hacer ejercicio aeróbico siempre que tu rutina diaria te lo permita.

Ahora bien, ¿qué ejercicio aeróbico hacer? ¿Cuál es el mejor ejercicio aeróbico?

Seguro que estarás pensando en hacer sesiones de bicicleta o de elípitica. También salir a pasear todos los días puede ser una buena opción para ti. Ahora bien, al mismo tiempo que estás diseñando tu plan, también estás pensando en lo tremendamente aburrido que va a ser todo esto, pues generalmente utilizamos muchos minutos en cada sesión, y la verdad es que al final siempre te acabas aburriendo (y no nos vamos a mentir, siempre acabas abandonando tu plan).

hiit

Ahora bien, ¿qué te parece si te doy un truco para multiplicar por dos las calorías consumidas en una sesión de aeróbico? Y no solo eso, sino que además apenas necesitarás 15 minutos, y no sesiones interminables de una hora. Pues sigue leyendo y verás lo sencillo que es.

El método HIIT

HIIT significa High Intensity Interval Training, que traducido al español sería algo así como “Entrenamiento de alta intensidad a intervalos”.

Aunque parezca algo complicado, la realidad es que realizar un entrenamiento de HIIT en modo aeróbico es tremendamente sencillo.

¿Cómo se realiza el HIIT?

En lugar de estar 1 hora utilizando un aparato cualquiera a una velocidad constante, lo que se hace en HIIT es estar mucho menos tiempo, con una resistencia muy baja, para luego ponerse a tope y subir la resistencia al máximo durante unos segundos.

Voy a poner un ejemplo para que lo veáis más claro. Imaginemos que te subes a una bicicleta estática. Por norma general, estás 30, 45 o 60 minutos a una velocidad constante. Ahora en HIIT lo que vas a hacer es estar los 2 primeros minutos pedaleando con la resistencia puesta al mínimo. Cuando se cumplan esos 2 minutos, vas a comenzar a pedalear a tope, y cuando estés a máxima velocidad, pondrás la resistencia de la rueda al máximo, intentado mantener esa velocidad que has alcanzado durante unos 12 segundos.

En esos 12 segundos verás cómo tus piernas comienzan a sufrir, y cómo tu corazón se acelera. Una vez transcurridos esos segundos, pondrás la resistencia de nuevo al mínimo y seguirás pedaleando como antes de ese ciclo, pausadamente.

Estos ciclos puedes hacerlos cada 2 minutos, y cuando estés más avanzado cada 1. Con 15 minutos que hagas será más que suficiente, y quemarás muchas más calorías que con el aeróbico de toda la vida.

¿Qué beneficios y ventajas me aporta el HIIT?

Pues como os hemos explicado, son muchos:

  • El entrenamiento se vuelve menos aburrido, ya que no te da tiempo a cansarte de él al ser un entreno corto (pero intenso).
  • Las calorías que quemarás serán mucho mayores que si hicieses un entrenamiento aeróbico convencional.
  • El metabolismo se acelerará muchísimo, haciendo que quemes calorías durante el resto del día.

Particularmente pienso que el ejercicio aeróbico NO es necesario para adelgazar, ahora bien, no podemos negar que se trata de un estupendo acompañante en nuestra dieta, y que además de hacernos perder peso nos ayudará a mejorar nuestro fondo físico.

¿No te ha quedado claro del todo? No te preocupes y mira este video. Verás cómo queda todo mucho más claro 🙂

Lee más sobre: Gimnasio

Etiquetas: , ,
26 agosto 2013 Sin Comentarios
Deja un comentario !

Queremos saber tu opinión y por eso te animamos a que dejes un comentario en este artículo. Luego puedes suscribirte a él vía RSS.

Por favor, cuida tu ortografía. Cualquier comentario utilizado para hacer spam será eliminado.

You can use these tags:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>