Todos los días, 1 hora de gimnasia


Hace unos días escribí un artículo sobre el metabolismo y daba unos cuantos consejos para reactivarlo. Te lo resumo mucho por si no te apetece leerlo, y luego te voy a explicar por qué es necesario hacer una hora de ejercicio diario si en realidad quieres adelgazar.

El resumen es el siguiente: Tienes que saber que tu metabolismo está hecho un asco. Tras tantos años haciendo dieta y luego abandonándola, tu cuerpo ya no sabe qué es lo que le pasa, y conforme más pase el tiempo, más difícil es reeducarlo y volver a quemar calorías y grasas sobrantes.

Necesitas dar un cambio radical a tu forma de ver la comida y también necesitas meterte en la cabeza que, si de verdad quieres lucir un buen cuerpo y una buena salud para el resto de tu vida, el ejercicio es algo que tienes que hacer a diario. De poco sirve hacer dieta y perder muchos kilos sin hacer ejercicio. Con el tiempo recuperarás el peso perdido y estarás aún más gordo. ¿Te suena lo que te digo?

¿Por qué una hora de ejercicio?

Tu metabolismo está dañado, y tienes que trabajar para que se vuelva eficiente. No le eches la culpa a nadie. Hay gente que ha nacido con el pelo rubio y preferiría ser morena, otra con problemas en las muelas del juicio y otra que tiene problemas de visión. A ti te ha tocado un metabolismo lento y que aprovecha muy bien la comida y eso te hace engordar. ¿Qué le vamos a hacer? Es nuestra naturaleza, así que no te sientas mal por ello.

Pero al igual que el rubio se puede teñir de moreno, el de las muelas puede ir al dentista y el de los problemas de visión puede ponerse gafas, nosotros podemos hacer algo para que este problema no siga adelante y de hecho lo solucionemos.

Eso sí, habrá que trabajar duro, pero ¿no hay algo más bonito? Es un trabajo que nos va a enriquecer y a ser mejor personas. Vamos a aprender muchísimo y cada día que pasa nos vamos a sentir mejor. Es que de pensarlo me entran ganas de salir a la calle …

Una hora de ejercicio al día es algo que vas a tener que hacer hasta el día que mueras, y si no es así olvídate de conseguir ese cuerpo bonito y sano. Quizás conozcas a alguien que ha perdido peso sin hacer deporte, no lo dudo, pero fíjate bien en su evolución y en cómo con el tiempo volverá a engordar. Es duro pero es así porque yo mismo lo he experimentado en mis frondosas carnes.

¿De verdad todos los días?

Venga, vamos a ser lógicos y coherentes. Si te levantas un día a las 10 de la mañana y luego a las 12 tienes una boda, pues no, no va a pasar nada porque ese día no hagas ejercicio.

Si llega el domingo y no te apetece nada salir porque hace frío y quieres que sea un día de pelis y sofá, pues vale, tampoco va a pasar nada.

Incluso si un día simplemente no te apetece salir a pasear, correr o lo que quieras que hagas … vale, tampoco vas a engordar como por arte de magia.

Ahora bien, el día en el que te encuentres bien y con energías y prefieras quedarte durmiendo la siesta, o el día en el que tengas tiempo de sobra prefieras quedarte delante del ordenador toda la tarde … Ese día comienza a preocuparte porque tu inspiración estará comenzando a irse al traste y lo lamentarás.

¿Y qué deporte hago?

Pues aquel que más te guste, pero no te centres solamente en uno. Olvídate de dar solo largos paseos. Eso está bien, pero debe ser un deporte complementario a otros. Piensa que debes ejercitar varios aspectos:

  • La resistencia aeróbica. Con los paseos que haces lo trabajas, así que para eso está bien, pero no descartes en un futuro correr, cuando vayas mejorando.
  • La musculatura de todo el cuerpo. Las pesas son el mejor ejercicio para este fin. ¿Recuerdas mi artículo donde explicaba por qué debemos hacer pesas aunque seas mujer? Pues te animo a que lo leas.
  • La elasticidad. Muy muy importante esto último. Debemos entrenar y mejorar nuestra elasticidad para que no nos atrofiemos conforme pasan los años. El ejercicio ideal es Pilates. Pregunta en tu gimnasio si ofrecen este tipo de ejercicio.

Engánchate al deporte

Sé que suena duro y parece que nuestra vida va a estar enfocada al ejercicio. Créeme que no es así.

¿Sabes una cosa? Conforme vayan pasando los días, estarás esperando a que llegue la hora en la que te ejercitas. El ejercicio acaba por engancharte, y cada vez te costará menos esfuerzo ir al gimnasio o a las clases a las que te hayas apuntado.

“Engancharse” al deporte es una de las ventajas de llevar este estilo de vida. Te encontrarás mejor contigo mismo y podrás hacer cosas que no hacías antes. ¿Te suena el acto de no poder agacharte para atarte las zapatillas? ¿El no poder mantener en brazos a tu pequeño hijo por mucho tiempo? ¿Los dolores de espalda insufribles? Todo eso va a desaparecer.

¿A qué intensidad?

Quiero que tengas algo muy claro: No puedes hacer una hora de ejercicio todos los días a un ritmo frenético. Tu cuerpo no está preparado para ello, y además que aunque lo estuviera, no es sano “darlo todo” todos los días.

Así pues, piensa que esa hora de ejercicio tiene que ser dura unos días, y más liviana otros.

Para que te puedas hacer una idea, ¿cuál podría ser un buen plan de entrenamiento?

  • Lunes: 1 hora de musculación (día duro).
  • Martes: 1 hora de caminata (día liviano).
  • Miércoles: 1 hora de Pilates (intensidad media).
  • Jueves: Descansamos o una hora de caminata a intensidad baja.
  • Viernes: 1 hora de musculación (día duro).
  • Sábado: 1 hora de bicicleta a intensidad media.
  • Domingo: Descanso.

Por supuesto que las intensidades medias y altas irán progresando a más conforme pase el tiempo. Si llevas mucho tiempo sin apenas moverte, lo que para ti pueda ser una intensidad alta para otra persona puede ser un simple paseo.

No te fijes en los demás y céntrate en ti. Da igual si lo haces más rápido o más despacio, pero hazlo bien. Procura que al principio puedas darlo todo el día que toque, pero siempre dentro de unos límites.

Desde aquí te animo a que empieces YA con el deporte. Cuando te animes a ello, instintivamente aflorarán en ti otros sentimientos que harán que sigas la dieta mucho mejor y con más ganas, creándose un círculo vicioso muy beneficioso y que hará que empieces a quemar grasas.

¿Qué haces ahí sentado aún? Arréglate y vete al gimnasio a apuntarte!

El mayor regalo que puedes hacerme es compartir este artículo en tus redes sociales favoritas. Si realmente te ayudó en algo, te estaré muy agradecido. También puedes dejar un comentario si tienes alguna duda.

Lee más sobre: Adelgazar 40 kilosGimnasio

Etiquetas: beneficios, ejercicio, intensidad
17 octubre 2012 Sin Comentarios
Deja un comentario !

Queremos saber tu opinión y por eso te animamos a que dejes un comentario en este artículo. Luego puedes suscribirte a él vía RSS.

Por favor, cuida tu ortografía. Cualquier comentario utilizado para hacer spam será eliminado.

You can use these tags:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>